top of page
  • Foto del escritorColegio Anglo Español

En Calidad, ¿Desde y hacia dónde debe ir nuestra Educación?


A propósito del consenso alcanzado por la mayoría de las fuerzas políticas en el Congreso, sobre la Ley estatutaria de Educación, que en principio se presentó con una clara inclinación hacia la estatización y la vuelta al pasado, propongo algunas reflexiones sobre este tema fundamental.


Veamos de dónde venimos y cómo estamos en términos de calidad: según los resultados de las pruebas PISA 2022, nos encontramos en la parte final de la tabla, compartiendo lugares con el estudiante promedio de América Latina y del Caribe, puesto 64 de 81. Ubicación que nos coloca en situación desventajosa entre el grupo de países de la OCDE, pues cuando analizan la tabla, tomando en cuenta el puntaje obtenido, se deducen los años de escolaridad a los que corresponde el avance cognoscitivo, que determinan este puntaje. Es así como en los primeros lugares de la lista, aparecen hasta con cinco años más de escolaridad, es decir, como si estos jóvenes hubieran estudiado hasta grado dieciseisavo, en tanto que nosotros, que estamos en los últimos lugares, aparecemos con cuatro años menos en escolaridad cognitiva, o sea, como si nuestros estudiantes tuvieran una capacidad, no de grado once, sino rezagados en grado octavo.


Además del anterior, hay un segundo dato – muy preocupante- que indica también nuestro estado. Es el referido a los denominados NINIs, número creciente de jóvenes entre los 15 y 28 años, que NI estudian Ni trabajan. Tres millones en total que representan el 27,8 %   de los cuales el 65% son mujeres. En este aspecto ocupamos el 2° lugar entre países de la OCDE, después de Turquía.


Además del anterior, hay un segundo dato – muy preocupante- que indica también nuestro estado. Es el referido a los denominados NINIs, número creciente de jóvenes entre los 15 y 28 años, que NI estudian Ni trabajan. Tres millones en total que representan el 27,8 %   de los cuales el 65% son mujeres. En este aspecto ocupamos el 2° lugar entre países de la OCDE, después de Turquía.

Así las cosas, adquiere suma importancia el consenso del Congreso, arriba citado, para el proyecto de Ley Estatutaria ya que se pudo cambiar la visión limitada del gobierno en lo referido a la dirección de los recursos estatales que originalmente se planteaba sólo hacia el sector público oficial, desconociendo la composición mixta de la educación colombiana en pública y privada donde, aunque no se quisiera, hay que reconocer que es mayor el aporte en calidad que hace el sector privado. Los datos así lo evidencian:  desde el 2001 hasta el 2022 el país graduó 3,4 millones de profesionales universitarios. De ellos, un 62% egresaron de universidades privadas.  Así mismo, según el informe de QS sobre índice de empleabilidad de egresados universitarios, de las 10 primeras universidades, solo dos son oficiales y el resto privadas.

En consideración de lo anterior surge, en primer lugar, la enorme necesidad de ofrecer mayores apoyos formativos a familias y a estudiantes encaminados al acceso a la educación superior. Es imperativo también, fortalecer programas de psico orientación institucionales, dirigidos a estrategias de crianza. De igual manera, el apoyo a proyectos dedicados a hacer emprendedores en tecnologías innovadoras como programación y otras competencias que hoy son fundamentales para resolver problemáticas de atrasos académicos. Adicionalmente, se puede utilizar, la Inteligencia Artificial como aliada reconvirtiendo programas de nuevas vocaciones que abran ventanas de futuro ocupacional.


 Desde luego que para todo lo anterior, se necesita un Estado que apoye con créditos y becas a un mayor número de estudiantes como, en experiencia, lo ha hecho el ICETEX.  Ente que, desde 2010, ha ofrecido posibilidades a 3,9 millones de estudiantes para hacer sus pregrados, de ellos, un 86% en Universidades privadas y que, mediante condonaciones de créditos, ha implementado becas por más de 594 mil millones de pesos. El recorrido juntos de estos caminos de solución, podrían conducirnos a las mejoras en un futuro cercano.


Rubén Darío Orozco P

Rector Anglo Español


Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page